27 de mayo de 2024

Tratamiento de la asimetría en la región glútea y de los hundimientos de cadera

Muchos pacientes expresan su preocupación por la asimetría en la región glútea y el hundimiento de las caderas, que puede variar desde casos menores que pueden pasar desapercibidos hasta asimetrías más pronunciadas que pueden causar incomodidad y vergüenza. Estas asimetrías pueden deberse a la pérdida de peso, a cirugías posteriores a liposucciones o a factores hereditarios. Abordar este problema puede ayudar a restaurar la simetría y lograr un aspecto estético más armonioso.
Comparte este artículo
Vinculado en Iconeicono de facebookIcono de Twitter
Tratamiento de la asimetría en la región glútea y de los hundimientos de cadera

Muchos pacientes expresan su preocupación por la asimetría en la región glútea y el hundimiento de las caderas, que puede variar desde casos menores que pueden pasar desapercibidos hasta asimetrías más pronunciadas que pueden causar incomodidad y vergüenza. Estas asimetrías pueden deberse a la pérdida de peso, a cirugías posteriores a liposucciones o a factores hereditarios. Abordar este problema puede ayudar a restaurar la simetría y lograr un aspecto estético más armonioso.

Corregir esta asimetría puede mejorar la silueta, realzar las curvas y equilibrar todo el cuerpo.

Tradicionalmente, la intervención quirúrgica mediante liposucción e injertos de grasa era el método principal para corregir este tipo de asimetrías. Sin embargo, con los recientes avances en los rellenos de ácido hialurónico (AH), las opciones de tratamiento no quirúrgico están disponibles, ofreciendo excelentes resultados que son más seguros, más simples y más predecibles. El uso de rellenos de AH para el contorno de glúteos y caderas presenta una alternativa mínimamente invasiva a los procedimientos quirúrgicos, permitiendo una corrección precisa y eficaz de las asimetrías sin los riesgos y el tiempo de inactividad asociados a la cirugía. Además, el procedimiento se realiza con anestesia local y los resultados son inmediatos, mientras que la intervención quirúrgica requiere anestesia general y un tiempo de inactividad más prolongado.

El relleno de HA se inyecta en las zonas designadas para lograr un resultado estéticamente agradable y reequilibrar la relación y las proporciones del cuerpo, lo que conduce a la satisfacción del paciente y a la mejora de su autoestima. Sin embargo, esta modalidad requiere un cierto nivel de experiencia y habilidades técnicas, junto con un profundo conocimiento de la anatomía subyacente.

Como cirujano plástico, prefiero tratar a estos pacientes utilizando relleno de HA, en particular HYAcorp MLF2, que es un relleno corporal altamente reticulado con un gran tamaño de partícula ideal para voluminizar zonas con depresiones y proporcionar un resultado duradero. Utilizo una cánula de calibre 18 para introducir el producto y debido a la naturaleza bifásica y a la tecnología tixotrópica avanzada (ATT) del HYAcorp MLF2, la inyección del producto es suave, lo que hace que sea un procedimiento fácil y sencillo tanto para el médico como para el paciente. Además, la ATT favorece una mayor duración del relleno y vuelve inmediatamente a su estado normal cuando se retira la presión.

Además, cada paciente puede recibir un tratamiento personalizado a sus necesidades, basado en el volumen requerido y la forma que desea. Además, los resultados son reversibles, ya que el relleno responde muy bien a la enzima hialuronidasa, lo que permite disolver el producto si es necesario.

 Deben aplicarse condiciones antisépticas adecuadas, y la piel debe desinfectarse adecuadamente con el antibiótico prescrito antes del procedimiento. Una de las herramientas más útiles durante la inyección de rellenos corporales es la ecografía, ya que garantiza la seguridad al verificar el nivel de inserción del producto, que debe ser estrictamente en el plano subcutáneo y nunca intramuscular. En mi consulta, suelo tratar a la mayoría de los pacientes con hundimientos asimétricos de cadera mientras están de pie. 

Este enfoque ayuda a garantizar que el volumen inyectado es el deseado y mantiene un buen contorno y una proporción equilibrada en ambos lados. Utilizo la técnica de inyección en abanico o el método de inyección lineal retrógrada, dependiendo de la anatomía y las necesidades del paciente. Suelo utilizar la técnica de inyección en dos planos, que consiste en colocar el relleno en dos capas distintas: la subcutánea superficial y la subcutánea profunda. Para confirmar la correcta colocación, suelo insertar la cánula en un ángulo de 90 grados y luego la inclino para inyectar en el plano superficial. Posteriormente, vuelvo a insertar la cánula para acceder a la capa más profunda y comenzar la inyección. Para la capa superficial, aconsejo utilizar MLF1, mientras que MLF2 se recomienda para la capa más profunda.

Hay que tener en cuenta varios efectos adversos con este tratamiento de relleno, como equimosis, hinchazón, infecciones e hipersensibilidad. No son frecuentes, pero son manejables y pueden evitarse fácilmente con los conocimientos médicos y la experiencia adecuados.

En conclusión, el uso de opciones no quirúrgicas como los rellenos de HA para armonizar el contorno corporal y tratar las asimetrías está avanzando y evolucionando rápidamente. Este enfoque está logrando siluetas corporales refinadas y definidas, lo que se traduce en pacientes satisfechos.

Leer el artículo completo de DrIslam Elgawish.

https://www.isaps.org/articles/isaps-presidents-e-mag/2024/presidents-e-magazine-april-2024/

¿Es usted profesional sanitario?